También somos humanos (Story of G.I. Joe, William A. Wellman, 1945)

Esta breve anotación quiere compensar y compararse con la que hice sobre Stosstrup 1917. Si aquel escrito farragoso pretendía evocar las consecuencias del excesivo realismo en el cine bélico mediante la renuncia a toda sensibilidad estética con miras al puro espectáculo propagandístico, en el caso de Story of G.I. Joe lo que quiero, como digo, es compensar un poco esa rudeza recordando el caso contrario: un film bélico, parcial, con la obvia carga propagandística que, sin embargo, logra alcanzar una dimensión artística y humana cálida e imponente  gracias al humanismo y el arte cinematográfico que lo amasaron.

También somos humanos -una de esas “traducciones” al castellano tan acertadas como erradas- nos cuenta la típica historia de una unidad de combate, en este caso la Compañía C del 18º de Infantería, basada en los escritos del conocido corresponsal Ernie Pyle, muerto por cierto meses antes del estreno de la película en el frente del Pacífico. Este punto de vista del reportero empotrado puede detenerse en las historias personales de los soldados, más allá de los avances tácticos y el diario de campaña oficial; así que ya desde el planteamiento se quiere rebajar el tono belicista y violento. La película se rodó y estrenó en las postrimerías de un conflicto que ya tenía a todo el mundo harto de muerte y malas noticias, y es posible que ese tono humanista provenga del deseo de no herir ya más las sensibilidades de un público que puede haber perdido a gente en la guerra y que, posiblemente, no quisiera saber de ella más que su fin, para pasar página y seguir adelante con la vida.

Así que el primer acto de la película, antes de entrar en acción nuestra compañía C, está protagonizado por los rostros. La ambientación militar es nula excepto por los vehículos y un yo diría que fantasioso norte de África demasiado californiano. Pero no importa, porque la atención está en las caras de los soldados, en el perrito que quieren conservar, en unas ilusiones difusas que no tardarán en disolverse. En esta parte se nota mucho la maestría de un director tan visual como Wellman, que sabe componer con mínimos elementos y usar la cámara y la luz para reforzar un discurso que, en su puerilidad, adopta una cierta trascendencia y por supuesto nuestro interés y empatía por esos muchachos que a la vez saben y no quieren saber dónde se meten.

Los G.I. Joe no son héroes fanáticos, no gustan de la batalla ni odian por odiar al enemigo. Son hombres con el corazón en sus casas, que solo aspiran a salir bien parados de cada refriega. Cada uno tiene sus peculiaridades, sus vicios también. Es muy llamativo, según mi humilde criterio, que el más soso y menos implicado en todo el asunto sea el jefe de la compañía, un joven Robert Mitchum al que, la verdad, veo desganado y falto de carisma.

Además del tratamiento del grupo de hombres, hay otros mecanismos que dotan a esta película de ese aura casi pacifista que la hace especial. Hay escenas y tramas de aire fantástico, casi onírico, de gran belleza estética y hondura emocional. Por ejemplo el combate en la iglesia derruida, uno de los escasos momentos, por cierto, donde apenas vemos asomar algún rostro enemigo. Rezar y matar caben en un minuto de buena película sin que nos chirríen las entendederas y eso es buen cine. 

Está la trama del soldado al que le llega un disco con la voz de su hijo, que la guerra se empeña en que nunca llegue a sonar adecuadamente. Está una luna de miel en ambulancia, hermosas imágenes. En fin, de También somos humanos prefiero no hablar más, e invitar a que se vea  con ojos sensibles e inteligentes.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Crea un sitio web o blog en WordPress.com

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: